¿Es la gasolina un tipo de gastos deducibles? Cuándo y cómo hacerlo

¿Los gastos en gasolina son deducibles? Cuándo y cómo hacerlos efectivos

¿Gastos deducibles? Qué duda cabe de que los gastos en transporte son uno de los mayores quebraderos de cabeza de una gran cantidad de autónomos, dado que suponen una verdadera carga financiera que sus empresas tienen que asumir y muchos no saben que son gastos deducibles. Aquí hablamos de ellos y de cómo deducirlos para conseguir ahorrar algunos Euros al final de cada ejercicio fiscal.

¿Son gastos deducibles la gasolina?

Como todos sabemos, para multitud de pequeñas empresas es de vital importancia el uso de vehículos, ya sea para recoger mercancía, para transportar a los empleados al punto de trabajo o para cualquier otra cuestión, lo que supone que una parte importante de sus gastos mensuales vayan a parar precisamente a las gasolineras.

Por este motivo a muchos empresarios les surge la pregunta: ¿son gastos deducibles la gasolina? A lo que habría que responder que lo cierto es que sí, que el dinero que gastamos en todo lo referente a nuestra empresa puede deducirse del IRPF siempre que:

  1. Está directamente relacionado con nuestra actividad económica, lo que es sinónimo de decir que los gastos gastos deducibles son los que genere nuestra empresa siempre y cuando podamos demostrar que son necesarios para el desarrollo de nuestro negocio.
  2. Se pueda demostrar con factura.
  3. Están reflejados en nuestro libro de ingresos y gastos.

Ahora bien, aunque es cierto que la gasolina entraría dentro de estos 3 preceptos, la verdad es que solo es unos gastos deducible para las actividades de transporte, por lo que únicamente pueden acogerse a ello los taxistas, transportistas, autoescuelas, etc. ¿Conocias estos gastos deducibles?

Sin embargo, el resto de PYMEs también pueden acogerse a beneficios fiscales de sus gastos de transporte a través del IVA, dado que la ley que regula este impuesto establece una bonificación del 50 % del combustible para aquellos autónomos que tengan necesidad de utilizar vehículos sin dedicarse expresamente a transportar personas o mercancía.

Además, hay determinados casos en los que los gastos derivados de nuestros vehículos son deducibles al 100 %, como cuando se trata de un automóvil mixto dedicado al transporte de mercancías, el coche se usa para los desplazamientos de nuestros representantes o lo utilizamos en servicios de vigilancia, motivo por el que merece la pena determinar el uso en concreto de cada uno de ellos para sacar el máximo rendimiento a esta ventaja fiscal.

¿Cómo se hace la declaración de gastos por gasolina?

En primer lugar, para poder deducir los gastos de kilometraje de nuestra empresa, tenemos que saber que es indispensable hacer ver a la administración que se trata de algo sin lo que nuestro negocio no podría funcionar, tratándose de algo extremadamente fácil en una buena cantidad de actividades profesionales.

Además, es necesario poder demostrar este tipo de gastos mediante facturas completas, en las que se desglosen todos los conceptos, se incluya la razón social de la empresa que adquiere el combustible y de la que lo vende, etc. ¿Sabías estos gastos deducibles?

Teniendo estas dos premisas claras, la deducción de los gastos en transporte se realiza de forma distinta en función de si nos dedicamos a una actividad del transporte o no lo hacemos, por lo que merece la pena que hablemos de cada uno de estos supuestos.

Si tenemos una PYME ajena al mundo del transporte

En el caso de los trabajadores autónomos y las PYMES, el método para deducir el IVA del gasto en transporte no es otro que el que pasa por incluir nuestras facturas de gasolina en las declaraciones trimestrales que, como es sabido, tenemos que presentar para cumplir con la legislación que regula el impuesto del que hablamos.

De esta forma, la administración regulariza la diferencia entre el IVA repercutido en nuestras ventas y el que tengamos que asumir como consumidores, lo que hace que sea importante que el monto sea negativo para no tener que abonar nada e incluso, llegado el caso, recibir algún ingreso de Hacienda al final del ejercicio fiscal.

Si nos dedicamos al transporte

Por su parte, y como hemos adelantado, para las empresas del sector de los transportes, entre las que podríamos nombrar a los taxistas o las autoescuelas, es posible deducir la gasolina al 100 % en su declaración anual del IRPF, para lo que basta con adjuntar la documentación que acredita tales gastos cuando se la hagan llegar a la administración

Una forma fácil de hacerlo

A pesar de que así explicado pueda resultar fácil, lo cierto es que llevar la cuenta de nuestros gastos en gasolina para poder deducirlos bien en el IVA o bien en el IRPF puede resultar extremadamente tedioso, especialmente para los trabajadores autónomos y las PYMES que no cuentan con departamentos especializados en asuntos fiscales.

No obstante, las Nuevas Tecnologías ponen a nuestra disposición ciertas herramientas que pueden ser de gran utilidad a la hora de agilizar trámites como este. Una de esas herramientas es XPENDOR, una app de gestión de gastos que permite a los propietarios de PYME y trabajadores autónomos mantener el control absoluto sobre los fondos de su empresa, cuantificar el dinero que sus empleados autorizados gastan en combustible o dietas o gestionar anticipos.

Aun así, lo más interesante de XPENDOR es que permite recuperar el IVA de todos los gastos deducibles de la forma más sencilla que podamos imaginar, dado que basta con digitalizar los tiques de compra de los artículos para que la app devuelva una factura e incluso incluya sus datos en el sistema de contabilidad; siendo este uno de los motivos más importantes para que numerosos autónomos y pequeños o medianos empresarios estén confiando en este software para agilizar la gestión de sus negocios.

Para conseguir todas estas funcionalidades, XPENDOR cuenta con un sistema de reconocimiento de la escritura (OCR) de última generación, lo que supone que para digitalizar un tique basta con fotografiarlo y dejar que la app haga su trabajo.

En conclusión, de lo que se trata es de una solución para deducir el IVA de los gastos en transporte de nuestra empresa, pero sobre todo para llevar un control más exhaustivo de su contabilidad, hacerla más eficiente y, en definitiva, agilizar una buena cantidad de esos trámites burocráticos que tan tediosos nos suelen parecer.

¿Son gastos deducibles la gasolina?

Como todos sabemos, para multitud de pequeñas empresas es de vital importancia el uso de vehículos, ya sea para recoger mercancía, para transportar a los empleados al punto de trabajo o para cualquier otra cuestión, lo que supone que una parte importante de sus gastos mensuales vayan a parar precisamente a las gasolineras.

Por este motivo a muchos empresarios les surge la pregunta: ¿son deducibles los gastos en gasolina? A lo que habría que responder que lo cierto es que sí, que el dinero que gastamos en todo lo referente a nuestra empresa puede deducirse del IRPF siempre que:

  1. Está directamente relacionado con nuestra actividad económica, lo que es sinónimo de decir que los gastos que genere nuestra empresa son deducibles siempre y cuando podamos demostrar que son necesarios para el desarrollo de nuestro negocio.
  2. Se pueda demostrar con factura.
  3. Están reflejados en nuestro libro de ingresos y gastos.

Ahora bien, aunque es cierto que la gasolina entraría dentro de estos 3 preceptos, la verdad es que solo es deducible para las actividades de transporte, por lo que únicamente pueden acogerse a ello los taxistas, transportistas, autoescuelas, etc.

Sin embargo, el resto de PYME también pueden acogerse a beneficios fiscales de sus gastos de transporte a través del IVA, dado que la ley que regula este impuesto establece una bonificación del 50 % del combustible para aquellos autónomos que tengan necesidad de utilizar vehículos sin dedicarse expresamente a transportar personas o mercancía.

Además, hay determinados casos en los que los gastos derivados de nuestros vehículos son deducibles al 100 %, como cuando se trata de un automóvil mixto dedicado al transporte de mercancías, el coche se usa para los desplazamientos de nuestros representantes o lo utilizamos en servicios de vigilancia, motivo por el que merece la pena determinar el uso en concreto de cada uno de ellos para sacar el máximo rendimiento a esta ventaja fiscal.

Cómo deducir gastos por gasolina

En primer lugar, para poder deducir los gastos de kilometraje de nuestra empresa, tenemos que saber que es indispensable hacer ver a la administración que se trata de algo sin lo que nuestro negocio no podría funcionar, tratándose de algo extremadamente fácil en una buena cantidad de actividades profesionales.

Además, es necesario poder demostrar este tipo de gastos mediante facturas completas, en las que se desglosen todos los conceptos, se incluya la razón social de la empresa que adquiere el combustible y de la que lo vende, etc.

Teniendo estas dos premisas claras, la deducción de los gastos en transporte se realiza de forma distinta en función de si nos dedicamos a una actividad del transporte o no lo hacemos, por lo que merece la pena que hablemos de cada uno de estos supuestos. ¿Seguimos conociendo más sobre gastos deducibles?

Si tenemos una PYME ajena al mundo del transporte

En el caso de los trabajadores autónomos y las PYMES, el método para deducir el IVA del gasto en transporte no es otro que el que pasa por incluir nuestras facturas de gasolina en las declaraciones trimestrales que, como es sabido, tenemos que presentar para cumplir con la legislación que regula el impuesto del que hablamos.

De esta forma, la administración regulariza la diferencia entre el IVA repercutido en nuestras ventas y el que tengamos que asumir como consumidores, lo que hace que sea importante que el monto sea negativo para no tener que abonar nada e incluso, llegado el caso, recibir algún ingreso de Hacienda al final del ejercicio fiscal. ¿Son gastos deducibles si nos dedicamos al transporte? Vamos a averiguarlo.

Si nos dedicamos al transporte

Por su parte, y como hemos adelantado, para las empresas del sector de los transportes, entre las que podríamos nombrar a los taxistas o las autoescuelas, es posible deducir la gasolina al 100 % en su declaración anual del IRPF, para lo que basta con adjuntar la documentación que acredita tales gastos cuando se la hagan llegar a la administración

Una forma fácil de hacerlo

A pesar de que así explicado pueda resultar fácil, lo cierto es que llevar la cuenta de nuestros gastos en gasolina para poder deducirlos bien en el IVA o bien en el IRPF puede resultar extremadamente tedioso, especialmente para los trabajadores autónomos y las PYMES que no cuentan con departamentos especializados en asuntos fiscales.

No obstante, las Nuevas Tecnologías ponen a nuestra disposición ciertas herramientas que pueden ser de gran utilidad a la hora de agilizar trámites como este. Una de esas herramientas es XPENDOR, una app de gestión de gastos que permite a los propietarios de PYME y trabajadores autónomos mantener el control absoluto sobre los fondos de su empresa, cuantificar el dinero que sus empleados autorizados gastan en combustible o dietas o gestionar anticipos. ¿Y que pasa con los gastos deducibles?

Aun así, lo más interesante de XPENDOR es que permite recuperar el IVA de todos los gastos deducibles de la forma más sencilla que podamos imaginar, dado que basta con digitalizar los tiques de compra de los artículos para que la app devuelva una factura e incluso incluya sus datos en el sistema de contabilidad; siendo este uno de los motivos más importantes para que numerosos autónomos y pequeños o medianos empresarios estén confiando en este software para agilizar la gestión de sus negocios.

Para conseguir todas estas funcionalidades, XPENDOR cuenta con un sistema de reconocimiento de la escritura (OCR) de última generación, lo que supone que para digitalizar un tique basta con fotografiarlo y dejar que la app haga su trabajo.

En conclusión, de lo que se trata es de una solución para deducir el IVA de los gastos en transporte de nuestra empresa, pero sobre todo para llevar un control más exhaustivo de su contabilidad, hacerla más eficiente y, en definitiva, agilizar una buena cantidad de esos trámites burocráticos que tan tediosos nos suelen parecer. Esperamos que hayas aprendido mucho sobre gastos deducibles.

 

Compartir

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Accede a la grabación del webinar “Gestión eficiente del gasto”, donde verás el caso de uso de la App Gastifácil

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Duis odio metus, eleifend et volutpat vel, mollis in est. Proin maximus eget tellus vitae cursus.

Entradas relacionadas

Brexit a tus viajes de negocios

¿Cómo afectará el Brexit a tus viajes de negocios?

¿Cómo afectará el Brexit a tus viajes de negocios? Es una pregunta muy importante para hacerse. Hace unos días se hacía efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea, algo que puede afectar mucho a tus viajes de negocios en este país. Más de 3 años de negociaciones y aplazamientos, que dan lugar

Leer más »
Queremos ser tu gran aliado en los viajes de empresa

Queremos ser tu gran aliado en los viajes de empresa

A veces, nos encontramos con usuarios reacios a utilizar una herramienta como Gastifacil para gestionar los gastos de sus viajes de empresa. Piensan que va a suponer más trabajo, que no les va a ahorrar tiempo y que no van a notar ninguna mejora tras su implantación. Es habitual cierta reticencia a la hora de cambiar algunos

Leer más »